Vio y escuchó lo que otros no

Juntos por el Perú: “Para nosotros el tema central está en la evasión y la elusión tributaria”

El economista Pedro Francke, integrante del equipo de asesores de Juntos por el Perú (JP), enfatizó que en un eventual gobierno se reforzarían las capacidades de Sunat para el cobro de impuestos a grandes empresas. Agregó que implementarían medidas antidumping para proteger a la industria textil.

Publicado: 2021-03-26

La agrupación política Juntos por el Perú (JP) tiene un plan económico ambicioso que pone énfasis en combatir la evasión y elusión tributaria, recurrir a medidas de protección de industrias como la textil y hacer uso de ahorros fiscales para dinamizar a corto plazo la economía peruana. Su plan de emergencia contempla el uso de S/32 mil millones para la generación de empleos temporales, la entrega de bonos y la ejecución de la inversión pública.

El integrante del equipo de asesores de la agrupación, Pedro Francke, fue el encargado de detallar algunas de las principales medidas planteadas por el partido que lleva a Verónika Mendoza como candidata presidencial. Francke es exdirector del Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (Foncodes) y exgerente general de EsSalud. Tiene experiencia en gestión pública y programas sociales.


Como parte de su plan de economía proponen aumentar el gasto público. ¿Cómo hacerlo cuando se cuestiona la capacidad de gasto de gobiernos regionales y locales?

La propuesta forma parte de nuestro plan de emergencia, que tiene dos componentes que son de rápida aplicación. El primero tiene que ver con ampliar el programa Trabaja Perú con el objetivo de crear 200 mil empleos temporales en corto plazo. Eso se hace a través de gobiernos locales, gobiernos regionales, instituciones sociales. La otra medida es el tema de la entrega de los bonos en agosto y septiembre. Los bonos se entregan directamente a través del sistema bancario.

El tercer elemento es el aumento de la inversión público en S/15 mil millones adicionales anuales. Hay que tener en cuenta que la inversión pública es realizada principalmente por el gobierno nacional (40%) y local (40%). La ventaja es que ya están en su tercer año de gestión, se entiende que ya tienen una cierta experiencia en gestión. Entonces tienen mayores capacidades.

Igualmente, sobre todo en el caso del gobierno nacional, la propuesta tiene que ver con acelerar los proyectos que ya están en ejecución. La idea es fortalecer un núcleo central de unas 50 unidades ejecutoras, las cuales deben reforzarse con la contratación de gerentes de alto nivel.


"Nuestro énfasis está en los primeros seis meses. Nuestro plan de urgencia es de S/32 mil millones, se usará parte de los ahorros fiscales existentes. De ese monto unos S/2 mil millones para dar 200 mil empleos temporales"
Se propone que el BCR fijé en cero la tasa de interés de referencia, pero la evidencia apunta a que el efecto traspaso depende también de aspectos como la competencia de instituciones bancarias ¿Qué plantean al respecto?

La tasa de interés de referencia del BCR está en 0.25%, no pensamos cambiar eso. Sabemos que este tipo de efectos son acumulativos en el tiempo. El segundo elemento esencial es la propuesta de un programa de crédito de S/30 mil millones en la línea del programa Reactiva, que ofrece garantías fiscales para facilitar que los bancos puedan dar préstamos. Nuestra idea es, con el mismo instrumento, llegar a más pequeñas empresas.

Hace falta un esfuerzo adicional para que el crédito llegue a las pequeñas empresas y al agro. Hay que apoyar un poco más a las cajas, a las cooperativas de crédito, es decir, a las instituciones financieras que trabajan más con ellos. Sin negar la participación de los bancos. Queremos utilizar todos los instrumentos.

Muchas de las iniciativas requieren la articulación de las iniciativas de créditos, con las iniciativas de transferencia tecnológica y con la articulación de los mercados. Eso daría más sostenibilidad al crédito y al propio proceso de desarrollo económico. Tampoco se trata de regalar la plata, se requiere una evaluación de riesgo crediticio. Con las nuevas tecnologías se facilita la evaluación.

Muchas de las iniciativas, como la entrega de bonos, requerirán de financiamiento ¿Cómo buscarán ampliar la base tributaria?
Para nosotros el tema central está en la evasión y la elusión tributaria. Las grandes empresas evaden más de la mitad del Impuesto a la Renta (IR), a eso se suma un Tribunal Constitucional que limita el pago de impuestos. Hay que tener mayor firmeza en el cobro de deudas, igual con el tema de los paraísos fiscales.
Sobre ese punto Sunat ya ha avanzado bastante, por ejemplo, con la norma del beneficiario final ¿hay alguna iniciativa en marcha que buscarán reforzar en referencia a evasión y elusión?
La capacidad de Sunat tiene que ser reforzada, tanto en el aspecto técnico administrativo, de capacidad gerencial, de sistema, también en temas legales y judiciales. Otro punto es la permisividad con los paraísos fiscales y el fallo del TC respecto a intereses moratorios de las grandes empresas. A una empresa le conviene retener ese dinero porque no pagará intereses. Hay que establecer un marco legal que establezca los incentivos para el cobro de impuestos.
Cuando menciona cobro de impuesto parece hacer referencia principalmente a empresas ¿o también están considerando impuestos a la ciudadanía?
Principalmente hacia las grandes empresas. Por ejemplo, otro gran tema es lo que se llama los precios de transferencias. Hay cálculos que dicen que hasta 4% del PBI se puede perder por eso. En algunos casos también establecen como contratos de servicios que son inflados, en el sentido que entregan utilidades al exterior, pero las mandan como pagos de servicios y evaden el impuesto. Todo eso hay que controlarlo.
¿Tienen alguna propuesta con referencia a cómo contribuir a que las pequeñas empresas sean más productivas?

Una es la propuesta de crédito que es clave, otra la política de reactivación por el lado de la demanda, también hay un tema de proteger el mercado nacional con medidas antidumping. La industria textil y de zapatos se ha visto muy afectada. No se trata de hacer un proteccionismo exagerado, pero sí de impedir que importaciones a precio de dumping destruyan la industria nacional. La Organización Mundial del Comercio (OMC) permite salvaguardas, eso es lo que hay que aprovechar.

Por otro lado, está el tema de apoyo a nuevas tecnologías con el nuevo Ministerio de Ciencias y Tecnología, que implica la promoción de los Centros de Innovación Productiva y Transferencia Tecnológica (CITEs) y las plataformas de servicios empresariales, para que las pequeñas y medianas empresas se puedan conectar a las cadenas de valor.

¿En qué ejes se enfocarán como parte de la denominada segunda reforma agraria?
Ahí está el tema del crédito, de proteger el mercado interno. Temas como la leche, por ejemplo, dónde hay una serie de importaciones. Un tercer aspecto importante es el Servicio Nacional de Sanidad Agraria del Perú (Senasa), ha habido avances, pero también hay bastantes cosas que mejorar. Luego está el tema de la innovación agropecuaria, ahí hay mucho por avanzar. Hay tantos productos y zonas ecológicas. Hay mucho por investigar y desarrollar. Insisto en el tema de las tecnologías. Por ejemplo, el proyecto PROCACAO me parece una iniciativa interesante porque engancha con la producción de chocolate.
¿Por qué considera que cierto sector de la población tiene temor por su plan económico y lo relaciona con el modelo aplicado en Venezuela?
Nosotros hace tiempo hemos dicho que no tenemos cercanía, ni voluntad de repetir nada de lo que ha sido la experiencia venezolana. Lo que tenemos que hacer es una propuesta nacional. Creo que la geografía, la cultura, la sociedad, el trabajo, la innovación de los peruanos es única. Podemos aprender de otras experiencias, pero nosotros tenemos que hacer algo nacional. Creo que hay que insistir en que somos distintos.
¿Si tuviera que destacar algo qué resaltaría del plan económico de Juntos por el Perú?
Se discuten bastantes medidas genéricas, pero estamos en una situación de emergencia. Se han perdido 3 millones de empleos adecuados en el Perú, la gente está empobrecida. Por eso nuestro énfasis está en los primeros seis meses. Nuestro plan de urgencia es de S/32 mil millones, se usará parte de los ahorros fiscales existentes. De ese monto unos S/2 mil millones para dar 200 mil empleos temporales, S/15 mil millones para los bonos y ayuda alimentaria para ollas comunes y S/15 mil millones de aumento de la inversión pública en el primer año.

Escrito por

Miriam Romainville Izaguirre

Amante del cine, de la música y de la buena prosa. La UNMSM es mi alma máter y el periodismo es mi vocación.


Publicado en